Noticias

Las especialistas de la nutrición

que es un nutricionista

Cuidar nuestra salud y figura es una de los retos más grandes al que nos enfrentamos día a día. No solo es hacer ejercicio y seguir cualquier dieta que encuentres por internet, realmente debes conocer tu cuerpo, saber qué es lo que necesitas y cómo debes comer para lograrlo. Aquí es donde entran en juego los nutricionistas, quienes te acompañan en todo este proceso. ¿Quieres saber más respecto?… pues aquí te lo contamos todo.

¿Qué es un nutricionista?

Comer saludable es la clave para mantener una vida tranquila y evitar muchos problemas de salud. Sin embargo, es de suma importancia recibir una ayuda profesional que te indique y te asesore para mejorar tu estilo de vida. Este es el trabajo del nutricionista, quien es una persona altamente calificada y previamente preparada a nivel universitario para aconsejar y guiar todo lo relacionado a la alimentación de las personas.

Son también llamados “dietistas”, pues son expertos en la dietética, nutrición y alimentación. Su trabajo permite ayudar a bajar o subir de peso, por problemas de salud, estética, terapia, desórdenes alimenticios o enfermedades metabólicas. Incluso, lograr un objetivo o una meta en específico, o tan simple como tener la determinación de llevar un estilo de vida mucho más saludable.

La figura del nutricionista desempeña un papel crucial en el bienestar general de las personas. Más allá de recomendar una dieta o menú, esta persona estudia e investiga específica y detalladamente tu cuerpo. Se ocupa de lo que necesitas, de los alimentos y recomendaciones que te hacen bien y advierte de los que no puedes consumir.

Además, está siempre al pendiente y supervisando como te alimentas. Lo más importante, te instruye para que conozcas más sobre el tema y entiendas todo con respecto a tus hábitos alimenticios y todo el proceso que estás viviendo.

Cabe destacar, que la nutrición es, sin duda, uno de los principales pilares de la salud, por lo cual hay de darle la importancia que merece. De hecho, no importa la edad que tengas, siempre es bueno llevar una buena alimentación para reforzar el sistema inmunológico y evitar contraer enfermedades.

Un dietista puede desenvolverse en el área de la investigación, clínica, en la docencia, consejo dietético o salud pública. También en el sector privado, empresas del área de la alimentación, de manera individual o en grupos, entre otros ámbitos.

A pesar de que ambos grados son carreras completamente ligadas al cuidado de la alimentación y prevención de enfermedades de las personas, existen algunas diferentes que se pueden marcar en estos dos títulos. La primera y una de las más importantes es que un nutricionista no es un médico, es decir, no estudia medicina. Si quieres ser nutricionista estudiar la carrera de nutrición o dietética y te recibes como licenciado.

Por otro lado, un nutriólogo si es un médico. Estas personas estudian medicina y luego realizan una especialización. Por ejemplo, como una especialidad en pediatría, neurología, ginecología, etc. Pero, esta vez se trata de una especialidad en nutrición.

Mientras un nutricionista puede trabajar directamente con deportistas o diferentes centros (lo cual explicaremos con más detalle), un nutriólogo no solo puede recomendar una dieta y hacer que una persona aumente o baje de peso. Este también se encarga del diagnóstico, de investigar que ocurre en el cuerpo del paciente y el por qué de la situación, para finalmente buscar un tratamiento.

Cabe destacar que, los nutriólogos al ser médicos, tienen la libertad de recetar medicinas legalmente y ayudar al paciente en enfermedades ligadas a la alimentación como la diabetes, el cáncer, la anemia, etc. Aunque tengan sus diferencias, los nutricionistas y los nutriólogos van de la mano, solo poseen enfoques distintos. Una es ligada directamente al estudio de los alimentos y como afectan o influyen el cuerpo. Mientras que la otra se enfoca más en el diagnóstico y tratamiento del paciente, respectivamente.

¿Qué hace y de que se encarga un nutricionista?

Para asegurarte de ir por el camino correcto para alcanzar tus metas de bajar o subir peso, o para mejorar tu salud, debes consultar y pedir la orientación de un nutricionista. Este se encargará de crear un plan de alimentación ideal para ti y lo que necesitas. Por ejemplo, imagina a una persona con sobrepeso que desea mejorar su metabolismo y tener un peso que desea y qué es el más adecuado para su salud. En este caso, el dietista planifica una dieta baja en azúcar y alimentos procesados, recomienda algunos ejercicios, entre otras cosas.

En líneas generales, este profesional del área de la salud, te explica lo que puede hacer por ti luego de estudiar tu caso. Te educa al respecto, evalúa tu dieta habitual y tus necesidades de salud, te indica los cambios que necesitas y los va evaluando constantemente para asegurar que el proceso vaya por buen camino.

Por otro lado, investiga sobre como las funciones de tu cuerpo reaccionan a los diferentes nutrientes y te recomienda una dieta tomando en cuanta tus gustos. También estudia tu metabolismo, se actualiza constantemente con los últimos avances en el mundo de la alimentación, entre otros.

Es importante mencionar que, incluso, te ofrecen la ayuda y el tratamiento que requieras en caso de alguna patología o la prevención de la misma. De hecho, ¿sabías que toda la comida que se preparan en los hospitales y clínicas deben de ser revisadas y aprobadas por un nutricionista?

de que se encarga un nutricionista

Estos profesionales son muy solicitados en diversas áreas y sus funciones también varían dependiendo de su especialización. Algunas de ellas son:

Nutricionistas públicos

Se encargan de la salud pública de una comunidad, estado o país. Por lo general trabajan con entes gubernamentales, que se encargan de desarrollar programas alimenticios de prevención o cuidado de la salud. Además, educan a la población.

Por otro lado, también estudian y hacen análisis de la situación nutricional de sectores específicos. Trabajan con medios de comunicación con la intención de crear conciencia e informar. Su principal función es trabajar en la nutrición comunitaria.

Nutricionistas comunitarios

Estos, al igual que el anterior, trabajan en el sector publico y sin fines de lucro. Por lo general, se enfocan en un área en específico, pacientes con problemas renales, embarazos, algún desorden alimenticio, etc. Pueden trabajar con el gobierno, organizaciones de mantenimiento de salud, hospitales, centros de atención medica gratuitos, hogares de ancianos, entre otros.

Nutricionista clínico

Actúa directamente desde un hospital, clínica o consultorio privado. De hecho, muchos nutricionistas especializados en esta área, también prestan su colaboración y conocimientos para planificar y llevar a cabo diferentes actividades ligadas al tema de la nutrición. Todo en estos diferentes escenarios mencionados anteriormente.

Su responsabilidad es analizar y conocer el estado nutricional del paciente, elaborar un plan alimenticio en base a esa información y llevar el seguimiento del mismo. También puede realizar diferentes dietas o planes para grupos de personas, Siempre tomando en cuenta sus necesidades fisiológicas o patológicas, y algunas consideraciones como económicas, religiosas, preferencias culinarias, culturales, entre otras.

Nutricionista en restauración colectiva

Su área de trabajo predeterminada se desempeña en las empresas, industrias, incluso en una cafetería escolar. Se encargan de supervisar la producción y todo el proceso de los alimentos, con el fin de asegurarse que se cumplan todas las normas nutricionales y sanitarias. A su vez, también gestionan y organizan el equilibrio nutricional de los productos. Por otro lado, también programan dietas especiales, menús y todo dependiendo de las necesidades del paciente.

Nutricionista de investigación

Como su nombre lo indica, este se especializa en el área de la investigación y desarrollo en el ámbito alimenticio. Es decir, está en la constante búsqueda de nuevos métodos de trabajo, investiga en diferentes escenarios como universidades, hospitales, salud física, deporte, etc. Además, también se encarga de hacer partícipe a la población sobre sus resultados de investigación, al compartirla a través de los medios de comunicación en el mundo.

Nutricionista deportivo

Se especializa directamente con deportistas y entrenadores, para así trabajar de lleno en el entrenamiento y buena alimentación para conseguir el mejor rendimiento. También ayuda a prevenir lesiones, incluyendo la recuperación de ellas, realiza un menú personalizado, entre otras funciones. Este personal es de suma importancia para los deportistas, pues no solo se trata de hacer ejercicio, sino de mantenerse en forma de todas las maneras posibles.

nutricionista deportiva

Nutricionista docente

La principal actividad de estos nutricionistas es informar y educar, ya sea en centros privados o públicos. Por lo general, realizan seminarios y cursos de dietética, alimentación y todo lo relacionado a la nutrición. Imparten conocimientos en distintos niveles de formación e incentivan a llevar una vida saludable y a ser constantes en la buena alimentación.

¿Cómo ser una buena nutricionista?

Cuando sientes pasión por algo, siempre buscas ser el mejor y aprender cada día más, ¿no es así? Pues eso aplica en todos lo sentidos de la vida. No solo se trata de estudiar y ser un nutricionista mas del montón, se trata de ser el mejor, destacar, ser reconocido, exitoso y esforzarse constantemente para mantenerlo. Pero, ¿Cómo serlo? Aquí te daremos algunos consejos que te impulsaran a lograr el éxito.

  • Primero, un buen nutricionista no solo se encarga de darte una dieta rápida. Por lo tanto, siempre muestra interés en el paciente. Más allá de solo programar la dieta o el menú, es el hecho de explicar el por qué y el para qué. Además, siempre busca promover la comida sana y hablar con el paciente para conocer sus preferencias.
  • Otra cosa esencial es que, sin importar la especialidad en la que estés trabajando, intenta siempre mantenerte al día con todos los avances del área. Aprender nuevas técnicas, tendencias alimenticias y estudios científicos te ayudaran a expandir tu conocimiento y ofrecerles a los pacientes muchas más opciones a la hora de atender sus necesidades. Nunca esta demás aprender, asiste a conferencias, cursos, seminarios, charlas, no te conformes con lo básico.
  • Relacionado un poco al punto anterior, atrévete a salir de tu zona de confort. No te quedes con una sola opción, sorprende al paciente, no le ofrezcas solo lo que necesita, da un paso adelante, esfuérzate hasta encontrar alternativas interesantes, busca innovar y crecer.
  • Recuerda siempre dar el ejemplo a tus pacientes y a todos en general. El trabajo del nutricionista es preocuparse y ocuparse de la salud de los demás, sin embargo, para eso debes de empezar por lo más importante, tu propia salud. En este sentido, siempre pon en práctica tus dietas y consejos, puedes incluso asistir con un colega para que te asesore alguien externo. Al demostrar que eres lo que enseñas, le transmitirás confianza a tus pacientes. Además, tus experiencias pueden ser de muchísima ayuda para crear empatía y tener un acercamiento mucho mas importante con las personas.
  • Día tras día, se descubren importantes métodos y avances científicos en el ámbito nutritivo para mejorar la calidad de vida de las personas. Incluso, abarca también el estado de ánimo y ayuda para la prevención de enfermedades de una manera menos invasiva y más natural. Entonces, siempre mantén tu mente abierta para buscar y compartir los diferentes métodos para ayudar a los pacientes a tener los mejores resultados y ofrecer servicios de calidad, destacar sobre los demás.

Sin duda el esfuerzo, la dedicación, la pasión y la constancia son los principales pilares para lograr el éxito. Estos son algunos de los consejos que pueden ayudarte a crecer profesionalmente y que seas reconocido/a como uno de los mejores nutricionistas.

¿Qué debo estudiar para ser nutricionista?

Las ciencias de la salud involucran, sin duda, una de las áreas más importantes en el mundo, claro que sin quitarle el merito que merecen el resto de las profesiones. Sin embargo, la salud no solo se compone de médicos y enfermeros. Existen muchas ramas igual de importantes y que complementan al buen estado de la salud de una persona.

Si te interesa orientar tu carrera para llegar a ser nutricionista no hay mucho que pensarlo, necesitas una licenciatura que obtienes al cursar una carrera universitaria. Existen diversos seminarios, cursos o especialidades que puedes hacer aparte. Sin embargo, el título universitario es lo que te convierte de manera oficial y legal en nutricionista.

Una situación que ocurre con bastante frecuencia con esta profesión, es lo que se conoce como intrusismo profesional. Esto significa que existen personas que asesoran e incluso atienden pacientes asegurando ser nutricionistas cuando no lo son.

Por ejemplo, como cuando algunos entrenadores realizan tus dietas e indicaciones nutricionales que no le corresponden, pues no son profesionales o especializados en esa área. Lo correcto es, por supuesto, optar directamente por la opción universitaria. Esto te dará todo el conocimiento y formación que necesitas para ser un verdadero profesional.

En líneas generales, existen 3 niveles de formación en este ámbito, los cuales son: Licenciatura en Nutrición (nutricionista), Técnico Superior en Nutrición (TSU) y cursos especializados.

estudiar para ser nutricionista

Primero, los nutricionistas licenciados tienen la libertad de trabajar de manera independiente o en equipo en cualquiera de las funciones que se mencionaron anteriormente. Luego de culminar la carrera y obtener la licenciatura serán nutricionistas registrados y con la capacidad para atender cualquier situación. Muchísimas universidades en todo el mundo ofrecen títulos en nutrición, dietética o ciencias nutricionales.

Algunas de las materias generales que puedes cursar a lo largo de la carrera podría ser bioquímica, química, fisiología, anatomía, microbiología, pedagogía contabilidad, psicología social y antropología. Además, también estudian otras más específicas como las patologías, ciencia de los diferentes y variados alimentos, evaluaciones nutricionales, estrategias de asesoramiento, seguridad, selección y preparación de los alimentos, dietética, y nutrición como estilo de vida. Por lo general, la carrera tiene una duración de 5 años, incluyendo el año de pasantías o prácticas profesionales.

Otra manera de formarte como nutricionista es realizar los estudios como Técnico Superior Universitario, el cual también reconoce como profesionales según las leyes sanitarias. Al cursar este grado, podrás tener acceso en el campo laboral como asesor o consultor de alimentos, supervisor de empresas de catering, educador sanitario, etc. Un dato importante es que luego de cursar esta carrera como TSU, luego puedes optar por la especialidad y obtener la licenciatura.

¿Dónde puede trabajar un nutricionista?

Cuando escogemos una carrera universitaria siempre debemos pensar en las posibles áreas laborales en las que podamos desenvolvernos. El objetivo será siempre trabajar de lo que te apasiona para ser exitoso y feliz. Una de las más grandes ventajas de estudiar y graduarse como nutricionista es que esta carrera cuenta con muchísima flexibilidad y variedad en el ámbito laboral.

Últimamente, hemos visto como el alimentarse bien y preocuparse por mantener un buen estado físico, se ha convertido el estilo de vida de una impresionante cantidad de personas en todo el mundo. Ser fitness, vegetariano o vegano, son movimientos en pro de la salud, los cuales han ayudado a llamar la atención para la concientización de la salud en todas las edades. Es por ello, que el campo laboral cada día va en aumento para los profesionales de la salud en el área de la nutrición.

Lo más común, es que un nutricionista trabaje en algún hospital y centro de atención médica. Sin embargo, algunos tienes tienen sus consultorios privados. Otros prefieren trabajar directamente con el gobierno y organizaciones sin fines de lucro, entre otros lugares. A continuación, te dejaremos una lista con algunos de los campos laborales más comunes para esta profesión.

Chef especialista

Un chef es altamente reconocido en todas partes del mundo, imagínate si este además tiene conocimientos de nutrición y un titulo que lo demuestra. Sin duda, es un reto bastante emocionante e interesante, pues te encargas de aplicar todos los conocimientos que tienes sobre los alimentos en un plato de comida hecho por ti mismo. Es la opción perfecta si quieres usar un sombrero de chef.

chef especialista en nutricion

Hospitales, clínicas o centros de salud

En esta área la función del nutricionista es cada vez más relevante. Tratarás directamente con personas enfermas y realizaras análisis y evaluación de los pacientes que lo necesiten. Esto es para verificar que posean o no alguna enfermedad relacionada con su alimentación, es decir, diagnosticar.

A su vez, también cuenta con la responsabilidad de crear y programar un plan o tratamiento para contrarrestar la misma e intervenir para una pronta mejoría y seguimiento del paciente. Entre las enfermedades más comunes relacionadas con la mala alimentación destacan la diabetes, osteoporosis, cáncer e hipertensión. Lo más importante, trabajar en esta área te aporta un crecimiento profesional y personal increíble.

Centros deportivos

Futbolistas, atletas, tenistas o cualquier disciplina deportiva requieren un entrenamiento constante y una buena salud. Para lograr esto, los deportistas necesitan completa asesoría para mejorar y mantener su rendimiento.

Sin duda, esta área es muy interesante y llamativa para muchos profesionales. Esto es debido a que puedes trabajar con grandes personalidades del deporte e incluso a un equipo completo de cualquier edad. Lo esencial es trabajar en conjunto con los entrenadores para mantener un balance.

Industrias o compañías de alimentos

Todas las grandes empresas o compañías del área de la alimentación necesitan obligatoriamente el asesoramiento de nutricionistas. Su trabajo es cerciorarse que se cumplan todas las medidas de sanidad en cada producto que sale de este lugar.

Tanto el gobierno como diferentes organizaciones publicas, que se encargan de regular y velar por la buena producción y calidad de los alimentos, establecen estrictas normas y estándares para todas las industrias. Así que, controlar y supervisar que toda una gran compañía cumpla con el control de calidad, parece una buena idea.

control de calidad de los alimentos

¿Qué recomienda un nutricionista para bajar de peso?

Es completamente normal que luego de algunas vacaciones, fiestas, reuniones familiares, incluso por un simple descuido, malos hábitos o alguna enfermedad, aumentemos de peso. Al pasar por esta situación, por lo general causa ciertas inseguridades o te hace sentir desconforme con tu cuerpo, sin mencionar los problemas graves de salud por sobrepeso.

Para bajar los kilos demás que pueden poner en riesgo nuestro bienestar, lo más importante es llevar y mantener el equilibrio entre una buena alimentación y ejercicio. Los malos hábitos pueden hacernos daño, así que la fuerza de voluntad juega un papel esencial. Más allá de obligarse a un fuerte y desgastante entrenamiento y dieta por un par de meses, crear un buen habito alimenticio hará que esto no sea necesario.

Metas y planificación

Primero, toma tu peso y tus medidas el primer día que empieces con el plan, de esta manera podrás llevar un control semanal o mensual de tu progreso. Esto también te ayudara a plantearte metas reales a corto plazo e ir cumpliéndolas poco a poco. Por ejemplo, si te propones bajar 1 kg semanal, intenta que esa sea tu meta por algún tiempo. Bajar de peso tan rápido puede causar problemas con tu metabolismo y el llamado efecto rebote, el cual hará que subas en lugar de bajar.

Hay muchas personas que creen que dejando de comer lograran cambio radical y más rápido, no es así. De hecho, de comer 3 veces al día pasarás a comer 6 veces en intervalos de 3 horas, solo que en porciones mas pequeñas. Este plan también te ayuda mantener el hambre controlada a las horas específicas y también a controlar la ansiedad que puede generar el proceso.

No que no debes consumir

Aunque todos tengamos debilidades por una deliciosa hamburguesa, pizza, o dulces como helados y chocolate, estos alimentos solo nos hacen subir de peso, cosa que estamos tratando de evitar. Así que, evita el consumo de azúcar, tanto en tus comidas como en snacks y dulces. Pero, no te preocupes que esto no será para siempre. Una vez hayas logrado tu objetivo de llegar a tu peso ideal, podrás volver a matar esos antojos. Al menos una vez a la semana, mientras continúas con tu entrenamiento y buena alimentación el resto de los días, podrás disfrutar de tus comidas favoritas.

También se recomienda dejar por un buen tiempo cualquier tipo de bebidas alcohólicas, pues tan solo 1 ml de estas contienen 7 calorías. En definitiva, no es un compañero para perder peso.  En cuanto a la sal, mientras menos uses, mejor. Tienes opciones como sal marina o light, pero evita totalmente mientras puedas, debido a que esta retiene muchos líquidos corporales. No te preocupes por el sabor de tu comida, hay muchísimas cosas mas que puedes utilizar para no perder el toque.

Horas para comer

Alimentos como la harina, papa, pasta, cereales y pan, son comidas muy pesadas y hay que evitar consumirlas de noche, pues el metabolismo es mucho más lento y la sensibilidad de la insulina es menor. Entonces, procura que la tu última comida del día sea muy ligera, un poco de proteína, mucha ensalada y nutrientes. Ahora, durante el trascurso del día puedes comer carbohidratos mientras estos sean integrales. Estos ayudan a limpiar el intestino, a la absorción de grada y al colesterol.

Además, puedes incluir perfectamente 3 porciones de grasas buenas a tus comidas, pues necesitaras la energía que portan y ayudaran con el hambre. ¿Qué son grasas buenas? Aceite de oliva o coco, almendras, un poco de aguacate, solo una cucharada de mantequilla de maní, granos integrales como la quinua, etc. Por otro lado, no olvides la proteína en cada comida, es ideal para acelerar el metabolismo y bajar de peso más rápido.

El mejor aliado

Tu mejor amigo en todo este proceso será nada más y nada menos que el agua. Lo recomendable es tomar de 2 a 3 litros de agua al día. El agua ayuda muchísimo también a acelerar el metabolismo y elimina muchas toxinas del cuerpo. Un dato importante es que controla un poco la ansiedad. Una buena manera de llevar un control de la cantidad de agua que consumes, es que tengas un termo y lo lleves contigo todo el día.

No se puede dejar de mencionar el ejercicio. Comer sano sin ejercicio es lo mismo que hacer ejercicio sin comer sano, los resultados son muy mínimos y lejanos. Por lo tanto, debe de existir un balance entre ambas cosas.  En general, realiza una rutina de ejercicio que involucre calentamiento, para no lesionar los músculos, ejercicios anaeróbicos con pesas o el peso del propio cuerpo, junto con ejercicios aeróbicos y cardio como trotar, correr, zumba, entre otros.

Importante: Todos estos consejos son generales para una persona promedio de cualquier edad, no aplican para casos especiales como deportistas, embarazos o alguna enfermedad. Recuerda siempre asistir con el nutricionista y no empezar cualquier dieta que veas por internet.

Cada persona posee un metabolismo diferente y vive experiencias diferentes, lo que le funciona a una puede que no sea lo mejor para otra, por lo tanto, acude con un especialista. Con los ejercicios también hay que tener cuidado de no sobre esforzarse y terminar lesionándose, busca un entrenador.

decide comer saludable

¿Qué recomienda un nutricionista para subir de peso?

Estar delgados es el sueño y el anhelo de muchos, pero al mismo tiempo la pesadilla de otros. Muchas personas en el mundo poseen un metabolismo característico que les permite comer sin engordar. Por lo general, estas personas están por debajo de su peso ideal, es decir, el peso que va en armonía con tu altura y edad. Esto se debe a que poseen un metabolismo bastante rápido o situaciones mucho mas delicadas como alguna enfermedad o trastorno alimenticio.

La idea no es ir directamente a comer todo lo que encuentres a tu paso, hay que saber qué comer. Hay muchos alimentos nutritivos y altos en calorías, pero que también poseen mucha grasa, así que debes pensar bien que el tipo de grasa que vayas a consumir sea la correcta.

Cuando se piensa en subir peso no es subir grasa, es aumentar masa muscular. En este sentido, para lograr esto tu cuerpo necesita muchísima energía, carbohidratos y nutrientes que lo mantengan activo y fuerte. Las almendras, aguacates, nueces, maní y otros frutos como estos, contienen altas fuentes de grasas sanas vegetales, las cuales poseen la cantidad perfecta en calorías y nutrientes.

Para aumentar de peso debes asegurarte de tener un buen asesoramiento, pues al querer aumentar masa muscular, debes consumir calorías que por accidente pueden irse a otras partes del cuerpo y causar el efecto contrario. Las calorías junto con un buen entrenamiento es la mezcla perfecta para que tus músculos trabajen con la energía que estas te proporcionan y crezcan a tu favor.

¿Qué preguntar al nutricionista?

Como es de esperarse, todos en algún momento nos preocupamos considerablemente por nuestra salud y nos llenamos de dudas que queremos resolver lo antes posible, para aprender sobre nuestro cuerpo y estar bien con nosotros mismos. Entonces, en base a la experiencia de algunos nutricionistas, se ha desarrollado un pequeño cuestionario con las inquietudes mas frecuentes que tienen los pacientes.

1. Problemas digestivos

Este podría ser uno de los casos más atendidos por este personal del área de la salud. Es común que las personas de mediana edad tengan problemas frecuentes como el colon irritable, pero ¿a que se debe? Es tan sencillo como el estrés o la ansiedad de la vida adulta, la falta de organización y problemas del día a día, hacen que no generes apetito y no comas como deberías, cosa que genera hinchazón.

2. ¿Qué dieta debo seguir?

Cada día, son más y más las variedades de dietas que son reconocidas y con frecuencia las personas buscan las que más les gusta en internet sin ni siquiera consultar a un especialista. De hecho, esto puede llegar a ser peligroso para tu salud, pues al no acudir a consulta no sabes con exactitud que es lo que tienes o que es lo que necesitas. En muchos casos no debes seguir ninguna otra dieta del momento, el nutricionista te proporciona una completamente personalizada y ajustada a tus necesidades y preferencias.

3. Adelgazar rápido

Esto es lo que deseen muchas mujeres y hombres que quieren verse como siempre han soñado, tener la figura perfecta. Sin embargo, adelgazar se vuelve más una meta momentánea y a corto plazo. Es por ello, que los nutricionistas intentan educar e informar a sus pacientes para que creen un buen habito alimenticio y su objetivo no sea siempre adelgazar, sino mantenerse en el peso ideal y sano, es decir, tomarlo como parte de su vida cotidiana.

4. Comer sano VS Ejercicio

Nunca estas dos cosas deberían ir separadas. Una persona puede hacer ejercicio todos los días de su vida, pero no verá los resultados que desea si no cuida su alimentación. Para lograr tener el cuerpo que deseas o llegar a tu peso ideal o en el cual te sientes cómoda, sana y feliz, es un 80% lo que comes y el ejercicio es un complemento. La comida te aporta la energía que necesita tu organismo y tus músculos para crecer y levantarse a entrenar. La idea es quemar grasa y aumentar o mantener masa muscular.

Y así existen un sinfín de preguntas que tienen los pacientes dependiendo de sus necesidades. Nunca te quedes con la duda, los profesionales están para enseñarte, guiarte y hacer que tu calidad de vida sea la mejor, sea cual sea la edad que tengas. Recuerda que si estas en alguna situación especial como algún embarazo, saliendo de una operación o algo de ese estilo, con más razón debes salir de dudas.

cantidad adecuada de comida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *