Mostrando el único resultado

Mostrar barra lateral

¿Te imaginas que una semilla muy pequeña pueda ofrecerle al cuerpo increíbles propiedades para la salud? Pues es posible que ya hayas escuchado sobre la chía, incluso, que ya sea parte de tu dieta. Esta pequeña, pero potente semilla es capaz de proveer al cuerpo grandes cantidades de omega 3 y es uno de los alimentos más recomendados para mejorar los niveles de colesterol.

La chía es una alimento que es fácil de integrar en tu alimentación, pero probablemente si no estás acostumbrado te costará adaptarte, pero para que lo consideres, hoy te hablaremos sobre todas sus propiedades y beneficios, los que seguramente te interesarán y por ende, querrás incluirla en tu dieta.

En Vida Organic tenemos este producto a tu disposición y podrás adquirirlo cuando lo desees. Contamos con delivery para llevártelo hasta tu casa. Si deseas cambiar tu vida, solo debes cambiar tu alimentación y una buena opción es comenzar incluyendo alimentos orgánicos que tengan mucha cantidad de nutrientes que solo te darán beneficios.

La chía representa una de las soluciones contra los niveles altos de colesterol, pues contiene omega 3 y está siendo utilizada como una opción natural para tratar estas afecciones, de modo que, baja los niveles de colesterol en sangre y aumenta la calidad de vida.

¿Qué es la chía?

La chía es una de las salvias hispánicas, familia de la albahaca y tomillo, proviene de América Central, específicamente de países como Guatemala, México y Nicaragua. La chía es una semilla que tiene grandes propiedades, posee carbohidratos, fibras, minerales y muchas vitaminas.

Puede ser implementada fácilmente en la dieta y se puede incluir en muchos platillos como elemento decorativo y complementario. Los beneficios de la chía han hecho que vuelva a ser valorada, ya que hace muchos años era consumida por los aztecas pero debido a la colonización está fue echada a un lado.

Hoy en día es parte de la alimentación de muchas personas que han decidido darle un cambio a su alimentación y a su estilo de vida, pues acompañada de otros alimentos orgánicos puede aumentar considerablemente los niveles de salud.

¿Para qué sirve la chía?

La chía sirve principalmente para ser incluida dentro de un régimen alimenticio y es ideal para tratar naturalmente a personas que presenten problemas con el colesterol o triglicéridos gracias a su alto contenido en omega 3. También sirve como tratamiento para las personas que sufren de estreñimiento, pues debido a la fibra que posee, puede ayudar a estimular el tránsito intestinal.

Beneficios de la chía

La chía no solo es rica en omega 3, aunque es su mayor atributo, también posee omega 6, magnesio, boro y calcio. Como mencionamos anteriormente tiene un alto grado de fibras que ayudar a los intestinos y además, te mantendrá saciado, por lo que no correrás el riesgo de comer de más. Un factor importante es que posee antioxidantes, a diferencia de otras semillas, y son estos antioxidantes los que generan que no se pongan rancias al estar guardadas durante un tiempo.

A continuación, te nombraremos los beneficios más importantes que puedes obtener al consumir chía frecuentemente.

Reduce el colesterol

Al reducir el colesterol disminuirán los riesgos relacionados con el sistema cardiovascular, por lo que si tienes problemas relacionados con altos niveles de colesterol, incluir en tu dieta la chía será una magnifica opción. El omega 3 tiene propiedades vasodilatadores, antitrombóticas y antiinflamatorias, por lo que la presión arterial podrá disminuir fácilmente consumiendo de manera regular este alimento.

También contiene betasitosteroles, los cuales ayudan a combatir los problemas relacionados con las coronarias y los niveles altos de colesterol y triglicéridos. Al tener una dieta balanceada y equilibrada e incluir caminatas diarias, podrás darle mucha más salud a tu músculo cardiaco.

Aliada de los diabéticos

Gracias a los niveles elevados de fibra que posee la chía, es un gran alimento para las personas diabéticas o con síndrome metabólico, pues la fibra ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, lo cual es fundamental para mejorar la situación de las personas que ya tienen diabetes y prevenirla en las personas que tienen riesgos de sufrir de esta enfermedad.

Mejora el tránsito intestinal

La chía contiene fibras solubles e insolubles, las fibras solubles son las responsable en gran parte del mejoramiento del tránsito intestinal, pues ellas tienden a multiplicar su tamaño en contacto con el agua, lo que genera que al consumirlas y digerirlas se expandan y presionen las paredes intestinales, de manera que ayudará a mover el tránsito en los intestinos y generarán que el estreñimiento desaparezca o disminuya considerablemente.

Pérdida de peso

Hemos mencionado en párrafos anteriores que la chía genera sensación de saciedad, pues esto la convierte en una gran aliada si el objetivo es bajar de peso. Al estar saciados no cometeremos el error de comer de más, o de consumir alimentos que solo generan daños a nuestro organismo. Al estar saciados y bien alimentados, los niveles de ansiedad bajarán y además, la energía que tendrá el cuerpo será la suficiente para ejecutar entrenamiento que promuevan la pérdida de peso.

Es antioxidante

Consumir chía te permitirá deshacerte de los radicales libres producidos por la contaminación o mala alimentación, por lo cual, podrás prevenir el envejecimiento prematuro, pues la chía contiene altos niveles de fenoles, que son un poderoso antioxidante que te ayudará a mantenerte joven y saludable.

Cuida tus huesos

La chía contiene calcio y boro, minerales necesarios para tener unos huesos sanos. El calcio es indispensable para el funcionamiento del cuerpo y el boro, es una gran ayudante para la metabolización del calcio.

Propiedades de la chía

Una de las propiedades más destacadas de la chía son sus altas concentraciones de omega 3, pero este no es el único atributo que la hace tan especial. La chía también contiene proteínas, que son aproximadamente el 20% de su composición, fibras en un 25%, lípidos en un 70% pero un 36% de la cantidad total es de grasas insaturadas.

Su principio activo principal es el ácido graso omega 3, específicamente el ácido alfa linolénico que es poliinsaturado. Contiene mucílagos, polifenoles que son antioxidantes, vitaminas A, B y C y por último, los minerales calcio, fosforo, potasio, hierro, magnesio, cobre, zinc y boro.

Característica de la chía

La chía es un alimento que se caracteriza por ser una semilla muy pequeña, pero que cuando entra en contacto con el agua puede multiplicar su tamaño unas diez veces. Esta característica es la que la hace un excelente alimento para las personas que tienen  estreñimiento.

La chía aporta muchos beneficios y se puede decir que posee más calcio que los lácteos como la leche o quesos, más hierro que las espinacas, mucha más fibra que la avena, más antioxidantes que los arándanos, más potasio que los cambures o plátanos y muchas más proteínas que cualquier vegetal.

Tipos de chía

Existen dos tipos de chía, la blanca y la negra, pero nutricionalmente no tienen muchas diferencias. En cuanto a propiedades, la chía blanca posee un poco menos de proteínas que la chía negra, específicamente tiene un 16,5% de proteínas mientras que la negra posee 16,9%. La diferencia no es demasiada, aunque se piensa que la chía negra tiene más poder antioxidante.

Quienes las consumen, dicen que la chía blanca tiene un sabor más suave que la negra, pero realmente las diferencias en cuanto a valores nutricionales son casi inexistentes. Se puede decir que se usa más la chía blanca solo por fines estéticos, pero a final de cuentas, puedes consumir ambas, ya que las dos te darán una gran cantidad de nutrientes.

Origen de la chía

Antes de la llegada de los españoles a tierras hispanas, las propiedades de la chía ya eran reconocidas, de hecho, solía ser una ofrenda a la diosa del maíz y la fertilidad por parte de los aztecas. A los guerreros aztecas se les premiaba con chía para agradecer su valentía y hazañas, y también se les daba a las mujeres que perdían a sus esposos es la guerra como ofrenda.

En ese entonces, la chía era cultivada y luego de ser cosechada eran secadas, tostadas y molidas. Con este polvo hacían panes y sopas, tortas e incluso hacían atole de chía, que es un aguardiente. Gracias a la transformación social que sufrió la era precolombina con la imprevista llegada de los españoles, la chía pasó a un segundo plano y perdió su protagonismo gracias a nuevos alimentos.

Al bajar la cosecha y la distribución de la chía, también bajó su importancia, pero hoy en día eso es historia y la chía ha vuelto a ser valorada y considerada un alimento importante y esencial para tener una vida saludable.

Efectos secundarios de la chía

A pesar de poseer muchas propiedades positivas, la chía puede tener efectos secundarios si se abusa de su consumo. Consumir más de 30 gramos al día puede generar diarreas y gases. Además, algunos especialistas consideran necesario remojarlas para que multipliquen su tamaño antes de ser consumidas o masticarlas muy bien antes de tragarlas. Una buena opción es molerlas e integrarlas en los alimentos, pero se pueden consumir de cualquier manera, lo importante es respetar la cantidad diaria ideal de consumo.