Mostrar barra lateral

No se encontraron productos que concuerden con la selección.

La gama de aceites de semillas que existen es muy amplia y contienen innumerables nutrientes, es por eso que en Vida Organic te hablaremos de este tipo de aceites y toda la gran variedad que hay en nuestra tienda y en el mercado en general.

Sabemos que es importante consumir ácidos grasos provenientes de variados tipos de aceites, principalmente porque le estarás dando a tu cuerpo un macronutriente que necesita para funcionar y segundo porque cada uno de estos aceites te proveerá una cantidad de propiedades distintas a las que puede ofrecerte otro.

Los aceites de semillas son muy recomendables y mucho más si son ecológicos porque tienen un gran potencial para reducir enfermedades cardiovasculares o metabólicas. En el caso de las personas que tengan obesidad, un consumo adecuado de aceites de semillas le aportará parte de la energía que requiere para cumplir con un entrenamiento ideado para bajar de peso y además, le ayudará a eliminar las grasas tóxicas de su cuerpo.

Siempre es necesario recordar que el uso de los aceites no causa obesidad o cualquier tipo de enfermedades en el cuerpo siempre y cuando este se consuma en las cantidades correctas, no se someta a altas temperaturas y por supuesto, que no provenga de productores industrializados que sometan al aceite a procesos químicos que lo conviertan en un producto dañino.

¿Qué son los aceites de semillas?

Los aceites de semillas son los provenientes de las distintas semillas de donde puede ser extraído este líquido que tiene como principales componentes los ácidos grasos, Estas semillas son trabajadas pajo prensas de extracción y otros procesos que permiten sacar toda esta sustancia aceitosa de las mismas mediante el uso de disolventes excesivamente orgánicos.

Estos aceites de semillas proporcionan muchos componentes que generalmente son muy buscados por las personas, puesto que suponen un aporte de nutrientes necesarios para asegurar una vida saludable.

Los distintos tipos de aceites de semillas tienen textura, composición, sabor y aroma diferentes entre sí. Si aún no has probado algún aceite de semillas te invitamos a que comiences hoy mismo y veas cuáles tenemos disponibles en nuestra tienda de Vida Organic.

¿Para qué sirve los aceites de semillas?

Los aceites de semillas sirven para utilizarlos en la cocina. Al emplear este tipo de aceites junto a otros alimentos podrás crear deliciosos platillos bastante saludables, siempre y cuando tomes en cuenta que el uso excesivo es contraproducente. Utilizar estos aceites le dará a tus comidas un toque diferente en cuanto a sabores, pues todos los aceites poseen un sabor que los caracteriza y los hace únicos así algunos se asemejes.

La composición y los beneficios que aportan los aceites son distintas y dependerá del tipo de semilla y la calidad del proceso al que fue sometida para saber cuáles son exactamente los atributos que posee y qué beneficios puede aportarte.

Beneficios de los aceites de semilla

Incluir los aceites de semillas pueden darte significativos beneficios, entre ellos:

  • Pueden ayudarte a mantener al margen los niveles de colesterol en la sangre y no incrementan las posibilidades de riesgos cardiacos.
  • Previenen la acumulación de grasas en arterias o venas, eliminando las posibilidades de ataques cardiacos o enfermedades metabólicas.
  • Son una gran fuente de antioxidantes y esto ayuda a prevenir el cáncer. Mientras más virgen sea el aceite, más contenido antioxidante puede ser.
  • Gracias a la gran variedad de aceites de semillas que existen, puedes darles a tus platillos diferentes gustos, pues algunas semillas no solo tienen un gran aroma, sino que de la misma forma aportan un gran sabor.

Proporciona fitoesteroles que evitan la acumulación de grasas en los intestinos y reducen el nivel de colesterol presente en el cuerpo.

Características de los aceites de semillas

Los aceites de semillas se caracterizan por ser extraídos de la semilla de alguna plata, bien sea de girasol, linaza, uva, etc. Estos aceites contienen grandes propiedades que promueven una vida saludable y que aumentan la calidad de vida. En el siguiente punto te nombraremos varios tipos y explicaremos cuáles son específicamente las características de cada uno.

Tipos de aceites de semillas

A continuación, te nombraremos cuáles son los tipos de aceite de semillas que puedes encontrar y cuáles son las características de cada uno de ellos.

Aceite de Girasol

Este es uno de los aceites de semillas más consumidos en América Latina y en Europa. Este aceite de semillas de girasol es obtenido a través del prensado de la semilla, de donde se obtiene el nutritivo aceite que posee dentro de su composición ácidos linoleicos y oleicos, 60% y 20% respectivamente.

Los ácidos grasos que predominan en este tipo de aceite son los poliinsaturados y monoinsaturados. Normalmente suele ser usado en alimentos que son sometidos a altas temperaturas. Este aceite también posee mucha vitamina E y es uno de los más conocidos y más usados.

Aceite de sésamo

El aceite de sésamo tiene cantidades similares de ácido linoleico y oleico al aceite de girasol. Este aceite contiene un aroma mucho más agradable y su sabor también los es, por eso, es muy usado en los aderezos para ensaladas. Contiene sesamol, que es un antioxidante natural, y este componente hace que el aceite pueda durar mucho tiempo sin oxidarse y cambiar su aroma y sabor.

Es rico en lecitina, por lo que ayuda a reducir de manera gradual el colesterol.

Aceite de canola

Este aceite de canola o también conocido como aceite de colza tiene un bajo contenido en grasas saturadas y por ello, algunos nutricionistas recomiendan incluirlo en la dieta diaria.

Aceite de semillas de uva

El aceite de semillas de uva se obtiene por medio del prensado de la semilla. El color de este aceite en un verde pálido y suele usarse en aderezos o para condimentar carnes. Tiene un aroma y sabor afrutado y contiene propiedades que ayudan a depurar la sangre y también puede favorecer la osteoporosis.

Aceite de lino

Se obtiene de las semillas de lino y es rico en ácidos grasos 3, 6 y 9. Posee un sabor ligero y suele ser usado en mayonesas y aderezos. Suele oxidarse muy rápido, por lo que es recomendable consumirlo en poco tiempo o comprar en pocas cantidades.

Origen de los aceites de semillas

Los aceites de semillas han sido utilizados desde hace miles de años. Según estudios arqueológicos, se han encontrado evidencias de rocas que fueron usadas para aplastar semillas para luego hervirlas y sacar de ahí los aceites. Las semillas eran diversas y poco a poco se fueron descubriendo otras semillas y se fue acentuando el uso de las mismas en la cocina y en la estética.

Propiedades de los aceites de semillas

Los nutricionistas y especialistas en dietética recomiendan el uso de aceites de semillas gracias a su aporte de nutrientes y a que son mucho más saludables que otros aceites empleados en la cocina. Los aceites de semillas aportan casi todos la misma cantidad de calorías, es decir, una cucharada de aceite proporciona al menos unas 45 calorías.

Una de las propiedades más resaltantes de los aceites de semillas es que no contienen colesterol, lo que supone un gran beneficio para la salud de las personas. Los aceites de semillas como girasol, uva o sésamo, tampoco suben los niveles de triglicéridos, por lo que consumirlos no provocará un aumento de peso o enfermedades cardiometabólicas, siempre y cuando se respete la cantidad requerida diariamente.

Consumir los aceites de semillas reducirá también la formación de coágulos en la sangre, ya que sirven como vasodilatadores. La mayor parte de estos aceites de semillas poseen vitamina E, por lo que es muy probable que la piel mejore si se consume. De hecho, muchas personas los utilizan como complementos cosméticos para el cuidado de la piel y del cabello, ya que tienen la capacidad de nutrirlos.

Efectos secundarios de los aceites de semillas

Los aceites de semillas pueden ocasionar ciertos problemas de salud cuando su uso sobrepasa los límites del consumo diario. Además, usarlos frecuentemente para hacer comidas fritas, es decir, someterlos a temperaturas muy altas, solo provocará que la composición del aceite cambie y en vez de contribuir a la mejoría de la salud, la empeore. 

SI la persona que consume los aceites sufre de obesidad o si tiene algún problema relacionado con órganos grasosos, debe disminuir el uso de los aceites y sobre todo disminuir el consumo de alimentos fritos.